UNA MAÑANA EN CASA CON THOMAS SABO

joyas thomas sabo

¡Buenos días chicos! Cuando se avecinan días de caos o semanas en las que todo se complica o que parece que hay demasiadas cosas que hacer me gusta parar, tomar aire y organizarme. Sentir que puedo parar y que tengo las riendas de mi propio tiempo, me preparo un té o un café, abro una página en blanco y boli en mano voy apuntando todas esas cosas que me agobian o que tengo que hacer en los próximos días. Parecerá una tontería pero escribirlo me libera, me ayuda a marcar prioridades y a relajarme. 

Hacía tiempo que no compartía con vosotros un post así, más natural, desde casa y ¿por qué no decirlo? También más personal y me apetecía mucho. La vorágine del día a día muchas veces hace que perdamos el norte, que no sepamos la hora que es o que olvidemos lo importante, por eso, precisamente por eso debemos parar y tomar aire, de forma natural y sin preocupaciones. 

joyas thomas sabojoyas thomas sabojoyas thomas sabo

Y cada vez le doy más importancia a lo natural, a lo que no ocultamos, a lo que somos y lo que queremos transmitir. Tan natural como un moño despeinado, como un ratito de juegos con mi perro o una taza de café recién hecha. Tan natural como incorporar en nuestro día a día joyas que definan un poquito de nuestra personalidad y sin resultar ostentosas hagan el match perfecto incluso con nuestro pijama. Natural como sonreír a la cámara por la persona que está detrás. 

Natural como decir que las protagonistas de este post son las joyas de Thomas Sabo que ya forman parte de mi día a día precisamente por eso, porque me representan, porque son sencillas pero llaman la atención al mismo tiempo y eso, ¿qué queréis que os diga? A mi ya me conquista. 
joyas thomas sabo

Pero sé que vosotros también os vais a enamorar de esas mañanas de relax, de tratar de organizar, de tomar aire para continuar y de las joyitas de Thomas Sabo que llevo en este post. 

Las cadenas combinadas con charm de corazón. Llevo tatuado un corazón que representa a dos de los amores de mi vida, así que no podía haber elegido mejor colgante para que me acompañe siempre precisamente con dos cadenas, cada una diferente, como esos dos amores.

El anillo es minimal, sencillo, discreto, pero lo suficientemente especial para que luzca solo, sin necesidad de nada más. Y por eso me gusta tanto. 

Esta temporada los aros vienen con mucha fuerza, así que a la hora de escoger unos pendientes tenía claro que debían ser unos aros, ni muy pequeños ni demasiado grandes, el tamaño perfecto para que se vean cuando llevo el pelo suelto y que luzcan con un recogido, aunque sea un moño despeinado. 

Me gusta disfrutar de estos momentos, de compartirlos con vosotros y de poder enseñaros tres piezas que me vuelven loca, y no por su valor, por su tamaño o por su peso, sino por su significado.
 photo 54264462-3b5c-431d-8cfd-904d3c69a62c_zpse4b19369.png  photo 468afebe-f033-4e48-b970-9272cb3648c2_zps491022e2.png  photo 918ba899-a9cb-4d56-bfa2-c6936594370b_zps0cdcf34a.png

1 comentario:

Post nuevo Post antiguo Home