NUESTRO COMEDOR | PISO ENCANTADO



¡Hoy os hablo de nuestro comedor! Recuerdo que en uno de mis posts de decoración - algo antiguo - os enseñaba diferentes ideas para decorar una habitación con chimenea. Es curioso porque os comentaba que tener una chimenea en casa no estaba entre nuestros requisitos a la hora de buscar el piso encantado pero... voilá! Por arte de magia apareció.

Nuestro comedor del piso encantado. Así le dimos forma.


Inicialmente nuestro comedor iba a ser nuestra habitación, pero cambiamos de idea por ser el espacio contiguo a la cocina, y posteriormente decidimos que sería el salón, pero por problemas tanto de ruido -como os comento en el vídeo- como de distribución del mobiliario cambiamos de idea hasta convertirlo en el comedor del piso encantado.

Diría que hay dos protagonistas en el comedor: por una parte la chimenea y por la otra, la mesa de madera maciza y patas de hierro que hice junto a mi padre (podéis ver el proceso en este vídeo). Para acompañar la fantástica mesa, a la que le tengo un cariño increíble, y que diría que es mi mueble favorito del piso encantado, tenemos 6 sillas de tipo industrial que contrastan a la perfección con el estilo rústico de la mesa. He querido unir diferentes estilos para compensar un poco con lo nórdico del resto del piso encantado. Las sillas, que por cierto, están pintadas a mano son de Francisco Segarra y cada una es de un color, para que diesen vida a esta habitación.

Para la pared principal, y para tapar la "chapuza" que os comento en el vídeo aposté por papel de pared (en este post os hablo de la idea de decorar con papel de pared), escogimos un papel de tipo industrial de color blanco que simula unos ladrillos pequeños, en concreto yo lo compré en Wall Cover, que tienen una magnifica relación calidad-precio y un servicio de transporte y entrega estupendo.

La parte complicada del comedor residía en el mueble de madera maciza de un color muy oscuro que ocupaba toda la pared. Nos hubiese gustado quitarlo pero está hecho a medida incluso en la parte del suelo, así que respetamos la parte baja y nos deshicimos de la parte superior. Como el color no había por donde cogerlo, decidí pintarlo con Chalk Paint de color blanco roto, que es una pintura que nos facilita mucho las cosas a manazas como yo porque no es necesario la lija y el efecto mate envejecido que deja es maravilloso. Podéis encontrar este tipo de pinturas en tiendas de bricolaje sin ningún problema. ¡Sirven para todo tipo de muebles!

Aunque todavía le quedan algunos detalles, creo que la combinación de estilos ha resultado ser exitosa y que hemos conseguido crear un comedor con mucha personalidad que encaja con el estilo que queríamos para el piso encantado. ¿A vosotros qué os parece?
comedor piso encantadocomedor piso encantadocomedor piso encantadocomedor piso encantadocomedor piso encantadocomedor piso encantado
 photo 54264462-3b5c-431d-8cfd-904d3c69a62c_zpse4b19369.png  photo 468afebe-f033-4e48-b970-9272cb3648c2_zps491022e2.png  photo 918ba899-a9cb-4d56-bfa2-c6936594370b_zps0cdcf34a.png

2 comentarios:

  1. Me encanta como ha quedado! Si es que con unas buenas manos se puede cambiar lo que sea, y tu las tienes!
    Un saludo guapa!
    www.minimalclouds.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Felicidades, te ha quedado un comedor muy bonito. La combinación de las mesa y las sillas es maravillosa.

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home