QUÉ VER EN VENEZIA

Venecia es un ecosistema muy particular donde, como visitante al principio uno se extraña de ciertos protocolos (como ver taxis, ambulancias, basurero, policías, transportes y mudanzas en su versión acuática); pero rápidamente uno se acostumbra a la ausencia de tráfico y a la oscuridad de sus calles y lo que antes le parecía de locos se convierte en melancolía y fastidio al volver a la terra ferma.

¿Cómo llego a Venecia? Un pequeño consejo inicial es llegar a Venezia en tren ya que atravesar la laguna y llegar directamente al canal es fantástico y si se trata de tu primera vez en la ciudad te emocionará.

¿Cuántos días son necesarios para conocer Venecia? Como siempre os digo, depende de lo que busquéis de cada ciudad en concreto, abre tu guía, localiza tus lugares de interés y calcula la distancia entre ellos. En mi caso, para ver lo fundamental y pasear con calma por sus calles 2 días son suficientes. 

¿Qué sitios recomiendas para desayunar o comer? Si llegas temprano sin haber desayunado te propongo un buen caffè en la pastelería Tonolo (Calle S. Pantalon - cerca de Campo Santa Margherita), un lugar que para los más golosos se convertirá en un templo, sobre todo en época de carnaval cuando realizan las fritelle, un pedacito de cielo. Sin embargo también podrás encontrar durante todo el año los bussolai, unas pastas con forma de S que son el dulce típico de Burano disponibles en todas las pastelerías.

Tras esta primera parada notarás que la prisa en Venecia es muy habitual y que la mayoría de sus habitantes apenas se dejan ver huyendo de las multitudes. De hecho, a muchos les veréis haciendo un pequeño break en los bacari, bares donde lo clásico es tomarse una pequeña copa de vino (un‘ombra de vin) acompañada de unas tapas (cichetti) -las más famosas: bacalà mantecato (bacalao mantecado), polpetta (albóndiga) o sarde in saor (paté de sardina)- perfectas para un descanso a media mañana (de hecho alguno de estos bacari sólo abren antes de comer). Los mejores son All’arco (el mejor bacalà mantecato), Cantina Do mori, Cantina Do spade y Cantina Do Zemei todos en las cercanías de Ruga Rialto y el Mercato del pesce (fermata Rialto). La vedova (la mejor polpetta de Venecia) en un callejón saliente a Strada Nuova  y de frente a la fermata Ca’ D’Oro y la Cantina Schiavi (Al bottegon) en Fondamenta Nani (fermata Zattere). 

Otra manera muy económica de picar entre los largos y cansados recorridos turísticos son los tramezzini, unos sándwiches en apariencia muy simples que en Venecia han evolucionado y perdido ligereza, pues su ingrediente base es la mayonesa. El pan de molde (rigurosamente sin corteza) puede contener huevo cocido, atún, tomate, verdura fresca, jamón, olivas, gambas …etc.Los mejores y más variados tramezzini los encontrareis en  las cercanías del puente de Rialto en  los bares Tiziano y Rialto (Da Lollo) aunque también os recomiendo los del bar Al Theatro junto al famoso Teatro La Fenice.

Pero si buscas un plan más italiano de pizza tienes dos opciones: comerla en la calle, es decir, pizza take away que podrás comprarla en L'Angelo (Calle Della Mandola) y en Pizza al Volo (Campo Santa Margherita). O sentarte en un restaurante, para esto te dejo el enlace a las 30 mejores pizzerías de Venecia.

Continuando la tarde, entre fotos, puentes y museos es casi seguro que uno acabe por perderse; pero tranquilos, esta ciudad es perfecta para ello. Encontrarse de repente en un pintoresco cortile hace que las maldiciones al gps (que no entiende muchas veces de cartografía veneciana) sean más ligeras.

¿Compensa un paseo en góndola? Sí, se hecho si te has desviado bastante (que sucede con mucha frecuencia) puedes atajar usando el medio de transporte por excelencia de la ciudad, la góndola. Mucho menos excesiva y romántica en su decoración, y en ocasiones un poco llena, es la Góndola Traghetto, una góndola que va de un lado a otro del canal grande que cuesta 2 euros para el visitante (0,70 para el veneziano) y funciona hasta las 19 horas. Además muchas de ellas nos ofrecen verdaderas panorámicas de postal como la de Rialto, que atraviesa del Mercato del pesce a Ca’ D’Oro, y la de Santa Maria del Giglio, que nos permite disfrutar de una vista espectacular del Bacino di San Marco, la Basilica della Salute y la punta della Dogana.

¿Algún plan que no me pueda perder? Si  has agotado ya los puntos de interés señalados en tu guía y buscas un poco de paz  te propongo coger un vaporetto a las islas, y aunque sean Murano, por su industria vidriera y Burano, por los colores de sus fachadas, las más visitadas; querría destacar Sant’Erasmo y San Michele, la primera una gran huerta casi deshabitada con un hotel muy tranquilo (Il Lato Azzurro) y la segunda es el bellísimo cementerio municipal, donde están sepultados personalidades como Igor Stravinsky. Pero si prefieres permanecer en la ciudad, Sant’Elena y los Giardini della Biennale es una zona residencial y muy verde frecuentada por los amantes del running y los largos paseos fuera de  las mareas de turistas.

¿Dónde puedo probar el aperitivo típico italiano? Al final de la tarde venecianos y turistas no faltan al aperitivo (que como en la mayor parte del norte de Italia consiste en un sprizt  -Aperol, Campari, Cynar o Select- acompañado de una buena ración). El mejor de la ciudad lo sirve el Remer una acogedora tasca con plaza propia que da al canal grande donde degustar el aperitivo incluso sobre el pantalán con unas vistas impresionantes. También más tarde (el aperitivo termina a las 19,30 horas) ofrecen cenas, muchas veces amenizadas por conciertos  de jazz y blues.

Los atardeceres venecianos son también un must, muchos lo ven desde San Marco pero es en la Fondamenta Zattere donde dura más, y la terraza del Chioschetto es un lugar perfecto para disfrutarlo.

¿Qué lugares me recomendarías para cenar? Si estás pensando en cenar fuera y buscas unos platos cuidados y un trato fantástico La Zucca (Campo San Giacomo Dell’Orio) es tu restaurante, se trata de una carta reducida -son muy atentos a la época del año- es necesario reservar y como su nombre indica su ingrediente base es la calabaza. Mucho más rústico es Il Paradiso Perduto (Fondamenta della Misericordia), una taberna en la que no sólo se puede degustar una riquísima y variada cocina local donde el pescado es el rey; si no que además ofrece también cada lunes buenos conciertos  de pizzica, jazz ...etc que hacen del local una fiesta fabulosa.

¿Hay planes nocturnos en Venecia? Si buscas vida nocturna además de los lunes en el Paradiso (y otros locales de la misma Fondamenta), y si el tiempo acompaña, te recomiendo acudir a Campo Santa Margherita donde podrás encontrar un gran número de estudiantes que se concentran en esta gran plaza improvisando conciertos  entre las numerosas terrazas.

Venecia es una ciudad poco ruidosa y poco paciente, la fiesta no dura más allá de las 2 de la mañana y no son extrañas las quejas (y calderos de “agua”) de sus habitantes a ciertas horas. Por eso, si aún no habéis agotado vuestra energía te invito a pasear por una ciudad en penumbra (increíblemente segura a pesar de ello) y sobre todo vacía. San Marco a las 2 de la mañana es inolvidable.

Destacan sus fiestas populares también, como la de San Piero de Casteo en el sestiere popular de Castello en la Fondamenta Sant’Anna a finales de junio o Il Redentore cuyos fuegos artificiales dejan a uno sin habla (a mediados de julio), sin olvidarnos del famoso y concurridísimo Carnevale.
 photo 54264462-3b5c-431d-8cfd-904d3c69a62c_zpse4b19369.png  photo 468afebe-f033-4e48-b970-9272cb3648c2_zps491022e2.png  photo 918ba899-a9cb-4d56-bfa2-c6936594370b_zps0cdcf34a.png

1 comentario:

  1. Qué guía tan estupenda nos das! Estoy deseando visitarlo sólo con leerte.
    Un besito :)

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home