Medios días.




Inverosímil la celeridad con la que transcurren los días, de hecho, creo que los míos han dejado de disponer de las 24 horas y se han convertido en medios días, donde las horas no cunden en absoluto y el tiempo de reposo es un 75% mayor al de rendimiento... y así me va, que a penas duermo.

Asimismo, esos medios días pueden ser buenos o pueden ser malos, últimamente el primer impulso irrefrenable que tengo a mi regreso a casa es de soltar las cosas, meterme en la cama y no pensar en todo lo que está ocurriendo, y eso es porque no dispongo de punching, porque en su caso, sería él el responsable de todas las paranoias que, en la actualidad, llevan las riendas de mi vida. Por lo que supongo que a los medios días, también se le puede acumular un factor negativo.

Sospecho que son temporadas, ahora estoy en época de borrar, vaciar todo de la memoria y volver a empezar, como si nada hubiera pasado y que se produzca un efecto "ex nunc" sin ningún tipo de retroactividad. Hasta entonces, la vida continúa y yo seguiré esperando que finalice la temporada y resetear, y que pueda hacerlo desde USA, que me siento lejos y es más fácil.

Soy una cobarde.


2 comentarios:

  1. Cobarde?...........¡¡¡nunca!!!...

    ResponderEliminar
  2. Nat! y porque no vuelves a escribir así?
    tu materia gris mola más que los bolsos!!! ;)

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home